Carta abierta a la Sra. Susana Fontanet

Quiero agradecerle profundamente la actitud que tuvo el día 19 de agosto durante la sentencia por la cual, su hijito Santo fue absuelto.
Ese gesto obsceno, irreverente, desubicado, hiriente, desfachatado, irrespetuoso, no me hizo más que demostrar los valores y grado de "humanidad" que usted, Sra., le supo dar a su hijito Santo. Lo digo con todo respeto. Aunque a nosotros, como padres de chicos que fueron a ver a su hijito Santo ese 30 de diciembre del 2004, recibimos todo lo contrario.

Ahora me cierran los gestos que tuvo su hijito Santo al comienzo del juicio con sus gestos, risas y expresiones obscenas.
Ahora entiendo las expresiones de él arriba del escenario.
Ahora entiendo el desprecio a la justicia antes de la sentencia.
Ahora sé porque siguieron tocando después de la masacre.
Ahora entiendo como piensa y como actúa, tanto él como toda su “banda” de pseudos músicos que parece que no tienen ni la menor idea del daño que le hicieron al movimiento del Rock argentino.
Me avergüenza y me duele terriblemente eso, porque yo, con mis 54 años, era fanático del rock en mi juventud y ahora, gracias a su hijito Santo, no puedo escucharlo mas.

Gracias Sra. por el mensaje que les dejó a nuestra juventud.
Ahora podrán seguir tocando y llenado estadios.
Vaya a verlos, por supuesto, pero no se olvide de llevar y repartir esos "palitos" que tiran fuego, y que distinguen a la "banda".

Nadie salió a repudiar su actitud, por parte del grupo. O sea que lo consienten. O sea que todos son lo mismo. Como siempre lo dijeron y lo reconocieron. Sin embargo, a Argañaraz le dieron 18 años de prisión y al resto, lo absolvieron.

No puedo entender esta Justicia, pero no tengo otra que aceptarla. Seguiremos luchando.
Pero sabe una cosa, Sra.?. Yo creo en Dios y en la Justicia Divina. Y estoy seguro que en la conciencia de la banda "Callejeros"…, si es que existe, llevarán para toda la vida la pesada mochila con 194 muertes totalmente evitables de las cuales fueron partícipes necesarios.

Gracias Sra. Susana, porque ahora entiendo todo.

Sus valores, afortunadamente, no son los valores que mi esposa y yo le fuimos enseñando a mis hijos. Y de eso estoy orgulloso..., y podré mirar siempre para adelante …., y a los ojos de los demás…., cosa que ni usted, ni los Callejeros, ni los padres del resto de la "banda", podrán hacer nunca más, hasta que admitan el daño que ocasionaron a tantas familias y sobrevivientes.

Esos "invisibles", como creo que designan a sus seguidores, estarán por el resto de sus vidas bien adentro de sus conciencias y aparecerán todas las noches para recordarles que ellos confiaron, pero fueron vilmente engañados.

Así lo siento y así se lo quería transmitir.

Pido perdón si lastimé sus sentimientos, aunque no recibí lo mismo de su parte.
Ojalá que algún día se les caigan las vendas a todos los seguidores de la “banda” de su hijito Santo, para que no sean ellos los nuevos engañados.

Nunca bajaré los brazos. Eso quiero que lo sepa. Por el amor que les tengo a mis hijos y por el respeto que siento por toda la juventud hermosa que tenemos.

[Raul Morales, papá Sofía]

1 Comentarios:

Memorex dijo...

La lamentable actitud de esa señora me dio vergüenza ajena. Si a eso le agregamos el hecho que Callejeros pida una indemnización por los shows que no pudieron dar desde la noche de Cromañon, termina todo siendo muy coherente. Pareciera que esta gente no se enteró que murieron 194 personas. Me dan vergüenza.